0

Hoy el león de la ira, en rojos y naranjas

Bien, pues como todos los años he pasado a ver a mis “chicas” del Centro Comunitario Oliver. Son ya unos años y nos alegramos del reencuentro. Después de contarles el cuento de “Seis leones” y hablarles de la propuesta de pintar la melena de uno de los leones, les he dado a elegir de las dos que quedaban: azules para la tristeza y rojos para la ira. 2015-09-15 16.09.03Sin dudarlo, “rojo maña rojo, no queremos tristezas”.

Les he preguntado si habían ido alguna vez al circo y Pedro, el único hombre que hoy nos acompañaba nos contesta “yo he trabajado en un circo”. Ojiplática me he quedado, os lo aseguro. Pedro vivía en Santander y allí salió un día a pasear con sus tres hijos, fueron a ver un circo que había llegado a la ciudad, el circo Benhur. El nombre le venía porque entre los animales que llevaba el circo, leones, elefantes, etc, había sobre todo caballos que corrían en cuadrigas. Las personas que manejaban esos caballos hablaban en árabe y Pedro sabe hablar árabe. Nació en Melilla y allí lo aprendió. El caso es que el dueño del circo lo vio y le ofreció trabajo, pues le venía bien una persona que se comunicara bien con los adiestradores de los caballos. Comenzó una gira por algunos lugares de España y les surgió la oportunidad de ir a América, pero Pedro dijo que cruzar el charco como que no. Su familia estaba en Santander y él no fue a la gira americana del circo Benhur. Nos ha contado también que recuerda como trabajando en el circo, vio como un león se comió a un joven que los cuidaba, “¿pero se lo comió, comió Pedro?” le he preguntado yo con cara de espanto y nos ha contestado sin pestañear “solo dejó los zapatos”. ¡¡Ufff!!.

Bueno, hemos enredado algunas iras en la melena roja anaranjada de este león emocionado porque nos enfada que no se respete a las personas, que se mienta, que haya injusticias, nos enfadan las guerras y cuando se mencionan las guerras hasta el pulso tiembla, como le pasaba a María. En esa melena además de iras también se han quedado prendidas algunas tristezas, no hemos podido evitar nombrarlas al hablar de la guerra.

2015-09-15 16.07.28Que rato más bueno hemos pasado, hemos reído, cantado, pintado y visitado, con nuestra imaginación y el relato de Pedro, un circo donde no puedo dejar de ver unos zapatos dentro de una jaula de león.

Gracias María, Justa, Esperanza, Carmen Muiños, Pedro, Julia, Carmen Sancho, Matilde y Feli.

Gracias a la Carrera que cada año me da la oportunidad de incluir más y más historias, más y más personas, más y más emociones.

Anuncios
0

Seguimos con los leones de la alegría, del miedo y del amor. (Carrera del Gancho 2015)

2015-09-10 14.59.57Estos días, en diversos talleres, hemos trabajado sobre las melenas de los leones que desfilarán este sábado dentro de la Carrera del Gancho.

Ha tocado hacer la melena del león de la alegría, en una gama de amarillos. Al pintar con el grupo del PICH  de Ozanam, que es con quién se trabajó esta melena, fuimos hablando de las alegrías de nuestra vida y de los espacios que nos remueven estas emociones. La familia, tener dinero suficiente para los gastos mínimos, un spa con nuestra pareja, la casa de nuestros padres, nuestros hijos…. son algunas alegrías que quedaron prendidas en esa melena de tonos amarillos.

2015-09-10 14.53.48Esa misma tarde con un grupo de personas que vinieron al Centro de Documentación del Agua y Medio Ambiente trabajamos el miedo y pintamos la melena del león en negros, grises y blancos. Tenemos miedo a lo desconocido, a volar, a las cucarachas y serpientes, a las enfermedades, a que nos persigan, a perder a las personas que amamos, … la melena quedó preciosa y si miras bien, allí encontrarás enredados todos estos miedos y algunos más que no nos atrevimos a mencionar.

Y la última melena que hemos pintado, también en el Centro de Documentación del Agua y Medio Ambiente ha sido dedicada al amor. Esa melena, más 2015-09-12 13.13.51rosa que ninguna, está llena de amores a primera vista, como el que nos contó Mariano, primeros amores como el de Rafael e Isabel, amores que no llegaron a nada o amores que duran y duran. Algunos pensamos que esto del amor es un milagro y que a veces, sin saber cómo, pasa y te llega. Otras veces, no.
Esta melena, más rosa que ninguna, os aseguro que está llena de amores tímidos, aquellos que no nos atrevimos a contar y dejamos prendidos en ella.

He de reconocer que esta fue una sesión en la que costó terminar, que no lo hicimos del todo, la melena. Nos condicionaba el color: tres rosas diferentes. Algunos adultos comentamos que pintar con tanto rosa no nos agradaba y perdíamos la inspiración. ¡Para que luego digan que los colores no influyen!

Muchas gracias, como siempre, a todas las personas que habéis participado en estas sesiones, gracias por compartir vuestros colores y vuestras emociones.

Nos quedan pocas melenas pero muchas emociones. Otro día más.

0

Taller en la Carrera del Gancho, hoy el león de la CALMA.

Hace años que vengo trabajando en la Carrera del Gancho, en el barrio de San Pablo de Zaragoza. Es una gran fiesta en la calle que cuenta con la participación de vecinos y colectivos del barrio y de fuera del barrio. Cada año se elige una temática diferente, este año “El circo”. Se celebrará el 19 y 20 de septiembre.

He comenzado con los talleres para el pasacalles del día 19, un recorrido por las calles donde entre otras muchas cosas aparecerán “seis leones”.

Tomo como punto de partida el cuento “2015-09-08 17.42.38seis leones” escrito por Daniel Nesquens e ilustrado por Alberto Gamón, donde seis leones se escapan de un circo. Esos leones estarán en el pasacalles, revindicando que los animales deben estar en su medio natural y no en un circo. Se van a manifestar y cada uno de ellos llevará la melena de un color, que va a representar una emoción distinta. Del tema del pasacalles os cuento hasta aquí mismo, otro día más.

Ayer hicimos un taller con los alumnos y alumnas del PICH de Ozanam. Nos reunimos, les conté lo mismo que os acabo de contar a vosotros y nos pusimos manos a la obra con la melena del león verde, que representará a la calma.

Estos talleres dan ocasión para compartir vivencias, recuerdos, sueños… y como no perdemos ni una sola ocasión, así lo hicimos. Habla2015-09-08 18.18.32mos de los lugares o de las acciones que nos producen calma: estar en la naturaleza, limpiar, cocinar, navegar en un pequeño barco, el día 1 cuando ingresan la nómina… algunas risas nos acompañaron, como no puede ser de otra forma.

Una consigna fue que mientras que pintábamos, debíamos pensar en un lugar donde nos gustaría estar para sentir calma.

Nos pusimos a pintar las partes d2015-09-08 18.37.10e la melena en varios tonos de verdes, al principio no se veía mucho lo que hacíamos pero al terminar la melena quedó muy bonita.

Compartimos esos lugares soñados para sentir calma y salieron algunos como el monte, el campo, el salón de la casa familiar, el mar y la orilla del mar.

Babacar es senegalés, viene de un lugar de costa. Eligió la orilla del mar como lugar de calma y nos dijo que su pueblo tiene por costumbre cuando hay algo que resolver a nivel familiar, algún tema delicado que tratar o corregir, apartarse del grupo y en la orilla del mar, en calma hablar de todo lo que sea necesario. ¡¡Que gran aprendizaje!!

Nosotros que corremos tanto, o la mayoría de nosotros, que parece que faltan horas para lo que tenemos que hacer, que dejamos paso a lo urgente sin prestar la atención necesaria a lo importante, cuanto tenemos que aprender.

Disfruto mucho compartiendo estos espacios, participando y motivando que las emociones ocupan el lugar que les corresponde, jugando, casi sin darnos cuenta.

2015-09-08 18.42.20

Gracias Dani, Olga, Marta y Sara por el apoyo en la sesión de ayer. Gracias a todas las personas que participasteis.

Hoy otro grupo, otro león, otra emoción.

Where Children Sleep (de James Mollison)

Japan_Kaya_1035Origen: Where Children Sleep |

Estos días andamos comprando libros, preparando mochilas, que llenamos de lápices de colores y de mucha ilusión.

A mi me gusta pensar como es la vida de las personas, sobre todo de los niños y niñas que viven por el mundo. Hace tiempo me llegó esta información en referencia  a este libro lleno de fotografías de 25 niños y niñas de todo el mundo. Os recomiendo mucho que veáis la página donde aparece todo este trabajo: http://jamesmollison.com/books/where-children-sleep/

Hoy en esta entrada no tendrán protagonismo las letras, el protagonismo es para estas imágenes que nos deben llevar a reflexionar sobre las diferentes formas de vivir, de lo que podemos y no podemos elegir, lo que de verdad deseamos o necesitamos, lo que nos sobra y lo que nos falta, lo que nos lleva a buscar el “sentirnos bien” o si eso no es lo que importa y lo necesario es poder vivir cada día, o sobrevivir.

También podemos verlas y hacer como que nada de esto va con nosotros. Yo no puedo, pero sé que se puede hacer.